Paga menos en tu factura de internet, móvil y televisión

Las operadoras de telefonía han vivido en los últimos años una completa revolución. Hablar de «la factura del teléfono» ha perdido completamente su significado, a la vista de lo que a día de hoy suministran esas operadoras telefónicas dentro de un mismo hogar:

  • Línea de teléfono fijo.
  • Líneas (en plural) de teléfonos móviles con tarifa de datos (internet móvil).
  • Internet de alta velocidad con Fibra óptica o, en su defecto, ADSL.
  • Televisión por cable y contenido audiovisual bajo demanda (vamos, el catálogo de series, películas y otros programas).

No es ningún secreto que España se encuentra entre los países con la conexión a internet más cara de la Unión Europea. Pese a todo, existen opciones interesantes con las cuales podemos llegar a alcanzar un ahorro bastante importante en esta factura.


Conoce primero qué productos necesitas contratar

Para empezar, muchas personas no pagan menos en su tarifa de teléfono e internet porque tienen contratados servicios que no se utilizan, así que este consejo tanto lo podrías aplicar a la hora de buscarte una nueva compañía como para ahorrar dinero sin moverte de tu actual operadora, pero no te servirá de nada si no haces un pequeño esfuerzo para despojaros de servicios o productos que en realidad son innecesarios.


¿Quién necesita un teléfono fijo? Busca tarifas sin fijo

Con la omnipresencia de los teléfonos móviles, «el fijo» ha pasado a ser algo así como un complemento decorativo de estilo retro. Porque siendo realistas, el teléfono fijo ya no sirve para nada. Si tienes un teléfono móvil, sobre todo hoy en día en que es fácil encontrar tarifas con llamadas ilimitadas, ¿para qué se necesita el fijo?

Hasta no hace mucho uno no tenía más remedio que contratar un número de teléfono fijo para tener internet porque así lo exigía eso que llamábamos antaño «ADSL». Pero a día de hoy, teniendo las ciudades inundadas en Fibra óptica, el hecho de que el fijo no haya desaparecido sólo obedece a dos cosas: a la cabezonería de algunas personas, y a las estrategias comerciales de las compañías de telefonía.

Por suerte han empezado a aparecer compañías como Finetwork o Lowi (operadoras virtuales) que, por menos de 30,00 €/mes, permiten disponer de internet por Fibra óptica en casa sin necesidad de contratar una línea de teléfono fijo.

Si quieres echarle un vistazo al resto de tarifas de internet sin fijo puedes usar este comparador que nos ofrece Rastreator.com, pero a modo de resumen estas son, hasta la fecha, las mejores tarifas de (sólo) Fibra óptica sin teléfono fijo:



¿No te basta con 100 megas?

Actualmente las compañías de telefonía nos ofrecen velocidades de internet en casa que van desde los 100 Mb/s hasta 1 Gb/s (y más, incluso). Y a medida que aumentamos la velocidad, los precios también lo hacen en consecuencia y pueden suponernos pagar de más entre 20 y 35 € al mes aproximadamente.

Resulta inevitable pensar que cuanto más, mejor. Y que con 100 Mb/s vamos a tener problemas para ver un capítulo o una película sin que se nos corte o con una calidad de imagen propia de 1999. Pues no: con 100 Mb/s tenemos de sobra para ver contenido en alta calidad y sin cortes.


¿Cuántos datos necesitas para tu móvil?

Otros conceptos que suelen engrosar la factura del móvil están relacionados con el consumo de datos de internet móvil cuando se nos han gastado los que nuestra operadora nos da en la tarifa contratada.

chat

A medida que utilizas tu móvil (o tablet) para visitar páginas, mandar o recibir mensajes por Whatsapp, entrar a Facebook o Instagram, enviar fotos a tus amigos, leer un email o ver vídeos en Youtube o Tiktok (entre otras cosas) se van consumiendo datos de tu tarifa.

Cuando se nos gastan los datos pueden ocurrir dos cosas:

  1. Que sigamos navegando a velocidad normal, como si nada hubiera pasado.
  2. O que la velocidad de navegación descienda hasta un punto en el que poco más que puedes usar el móvil para mandar un mensaje por Whatsapp, porque todo lo demás va lentísimo.

Para evitar que todo ello nos suponga un cargo adicional en la factura, procura seguir estos consejos:

1) Desactiva la opción de seguir navegando a alta velocidad: Algunas operadoras activan por defecto la opción de seguir navegando a alta velocidad tras gastar todos los datos de la tarifa, pero ese consumo adicional te lo cobran aparte (y no es nada barato). Puedes desactivarlo llamando a tu compañía de telefonía, accediendo a tu cuenta de usuario de la página web, o a través de la aplicación para móvil.

2) Comprueba si alguna aplicación está haciendo un consumo excesivo de datos sin darte cuenta: Para saber cómo comprobarlo, échale un ojo a este artículo de Xataka.com donde se explica cómo consultar el uso de datos móviles que ha hecho cada una de las apps de tu móvil, y así podrás detectar si alguna aplicación está consumiéndolos en exceso y sin darte cuenta.

3) Observa si la señal WiFi llega débil o, simplemente, no llega a algunas zonas de tu casa: Si vieras que alguna aplicación (o aplicaciones) está causando un consumo elevado de datos móviles y son aplicaciones que utilizas mayormente en casa, donde tienes una red WiFi, desde luego no tiene sentido que hayan consumido todos esos datos de tu tarifa móvil.

Los móviles actuales se desconectan de una red WiFi cuando la señal de ésta llega con debilidad, y automáticamente pasan a utilizar la red de datos móviles (3,5G, 4G o 5G).

Lo cual puede causar el aumento en el consumo de datos. Para prevenirlo existen los repetidores o extensores de cobertura WiFi (enlace a PCComponentes.com) que te permitirán amplificar la señal del router en aquellas zonas de la casa donde llegue con debilidad o, prácticamente, no llegue. 

chat

El coste de adquirir uno de estos aparatos podrías compensarlo en tres o cuatro facturas con lo que te ahorrarías en bonos extra de datos o en tarifas más caras y con mas Gigas incluídos.

4) Comparte datos entre tus distintas líneas móviles: Además de lo anterior, también cabe la posibilidad de compartir datos entre las distintas líneas móviles integradas en el mismo paquete Fusión o Fibra+Móvil. Normalmente las compañías de telefonía suelen admitir esa opción, así que sólo tienes que activarla llamando por teléfono, en tu cuenta de cliente online, o en la app de tu operadora.

Seguramente haya líneas que apenas consumen un 30 o 50% de los datos totales asignados mientras que tú has echado en falta algunos megas adicionales. Pues con la opción de compartir datos ese problema se acabó (que para eso está la familia). Y si tu problema no se soluciona con ésto deberías valorar un cambio de tarifa con tu compañía, o incluso la portabilidad a una operadora que te ofrezca más datos a buen precio.


¿Llamas mucho? Hazlo gratis

Si eres una persona que acostumbre a llamar mucho (cada vez queda menos gente así…), tienes dos opciones a tu alcance: una, buscar una tarifa con llamadas ilimitadas; y dos, hacer llamadas por Whatsapp. Y no es extraño (quizá por eso mismo, porque cada vez llamamos menos) encontrar tarifas entre las distintas compañías de telefonía que nos ofrezcan llamadas ilimitadas dentro del precio, minutos gratis, o llamadas a 0 céntimos/minuto pero cobrando, eso sí, el establecimiento de llamada. 

report_problem

Ojo, porque no es lo mismo tener llamadas ilimitadas que tener llamadas a 0 cts/min. Lo primero significa que no pagarás un duro por llamar, independientemente de cuántas llamadas hagas; pero lo segundo significa que sí te van a cobrar el establecimiento de llamada, que pueden ser de unos 0,25 € por cada llamada que hagas (vamos, que cada llamada te vendría a costar 0,25 €, independientemente de que durase 5 o 62 minutos).

Además, has de tener en cuenta que existen unos números con un coste especial que pueden quedar fuera de esas llamadas gratuitas (los 901 o 902, sobre los que te hablaré más adelante.

La otra opción para poder hacer llamadas sin pagar un duro es hacerlo a través de las aplicaciones de Whatsapp, aunque ten en cuenta que sólo podrás hacerlo si la persona a la que llamas también utiliza esa aplicación.

report_problem

Cuidado si vas a hacer llamadas o videollamadas por Whatsapp sin estar conectado/a a una red WiFi, porque esas llamadas por internet consumen bastantes datos y podrías quedarte sin ellos muy pronto.


¿Necesitas contratar la televisión con tu compañía?

Las operadoras de telefonía han encontrado en los paquetes de televisión la nueva gallina de los huevos de oro, sobre todo gracias al tirón actual de las series y, obviamente, al fútbol. Sin embargo, como te cuento en mi entrada Cinco recursos tecnológicos para ahorrar en tus gastos cotidianos, puedes ahorrar dinero compartiendo tus cuentas de plataformas como Netflix, HBO o Amazon Prime Video (entre otras), pudiendo así tener una enorme cantidad de películas, series y otros contenidos bajo demanda a tu disposición sin pagar un coste elevado por ello.

Y vamos a darle una vuelta de tuerca más: Youtube también ofrece cientos de películas, incluso de estrenos en cine recientes. Algunas las puedes encontrar de manera gratuita, y otras en formato de alquiler a un coste de 1,99 €, 2,99 € o, como máximo, 4,99 € (hablando de precios en formato HD). 

Con los deportes la situación varía “un poquito”, por culpa de los derechos de emisión de las grandes competiciones; circunstancia por la cual las opciones se reducen a DAZN y poco más. Pero quitando el deporte de esta ecuación, desde luego las posibilidades para ver cine y series en plataformas de streaming son muy amplias. 

Además, debes contar con que puedes ir dando de alta y de baja las suscripciones de distintas plataformas cada vez que quieras, dependiendo por ejemplo de las series a las que te vayas enganchando. Vamos, que no tengas contratada una suscripción mientras estás esperando a que estrenen la nueva temporada de alguna serie.

📍 Ejemplo:

Antonio es un enganchado a las series y tenía contratados suscripciones con HBO y Netflix, pagando 16,98 € al mes entre ambas. Pero un buen día se dio cuenta de que en Netflix sólo ve una serie y aún quedaban unos meses para que estrenasen nueva temporada, por lo que decidió darlo de baja. Además, empezó a compartir su cuenta de HBO con su hermano, por lo cual pasó de pagar 16,98 €/mes a sólo 4 €/mes. Son 12,98 € de ahorro, ¡que al año hacen 155,76 €!


Compara el mercado y cámbiate de compañía

Sabiendo ya qué necesitas y qué no necesitas exactamente, y si no estás contento/a con tu actual compañía porque consideras que pagas un precio excesivo pese a haberte quitado todos esos servicios innecesarios, la solución es hacer una portabilidad a otra operadora.

El mercado de las operadoras de telefonía está en constante movimiento para captar nuevos clientes. Periódicamente se revisan o renuevan las tarifas, se incorporan nuevos productos combinados o se ofrecen descuentos para nuevas altas o portabilidades. Si quieres consultarlas, puedes echar un vistazo a este comparador que nos ofrece la web Rankia.com

report_problem

Lo normal es que tu compañía (la que abandonas) te haga saber que tienes permanencia y que, de tramitar la portabilidad, te cobrarán una penalización. No obstante, y si quieres evitarte el disgusto, comprueba antes de nada si la permanencia sigue vigente.

Como enseguida verás, las opciones que encontramos en este mercado son tan amplias que no merece la pena reducir nuestro campo de visión a nuestra compañía de siempre. De hecho, han empezado a cobrarse un especial protagonismo las llamadas Operadoras Móviles Virtuales.


Las Operadoras Móviles Virtuales

Las Operadoras Móviles Virtuales (OMV) son compañías que no cuentan con una red de telecomunicaciones propia sino que emplean la infraestructura de las grandes operadoras: Movistar, Vodafone, Orange y Yoigo.

Existe un catálogo de OMVs tan amplio que podrías pasarte el día entero leyendo sobre ellas. Para muestra, aquí tienes un listado de todas las que existen en España hasta el momento (ofrecido por ADSLZone.net), y verás que no todas trabajan en todo el territorio nacional.

Cada OMV utiliza la cobertura de una de las cuatro grandes compañías. Pero es que, además, algunas OMV pertenecen a una de esas cuatro compañías principales.

chat

Por ejemplo, O2 y Tuenti pertenecen a Movistar; Lowi, a Vodafone; o Jazztel y Amena, que forman parte del grupo de Orange.

Una OMV puede ser buena opción tanto para las líneas de hijos adolescentes como para aquellos usuarios que hagan un consumo elevado de datos móviles al mes. Incluso muchas de ellas también están empezando a comercializar líneas de fibra óptica doméstica, con precios muy competitivos.


El amago de portabilidad: la guía completa

El consejo estrella para ahorrar en la factura de internet y móvil merece una mención exclusiva. Gracias a un amago de portabilidad podríamos conseguir hasta un 50% de descuento en la factura durante 3, 6 o incluso ¡12 meses!

chat

Cuando se tramita una portabilidad, la compañía que abandonas acciona su mecanismo de retenciones sacando toda la artillería para retenerte. Eso sí, ellos sólo saben a qué compañía te vas pero no qué tarifas has contratado ni qué rebajas te han ofrecido, así que juegas con esa ventaja.

Debo advertirte antes de nada que los amagos no siempre salen bien. Aunque la intención es la de amagar, a veces, por error de alguna de las dos operadoras o porque lo que nos ofrecen para retenernos es una oferta muy mala, la portabilidad se acaba llevando a término. 

Ahora sí, vamos con nuestra guía para los amagos de portabilidad, paso por paso:

1º Comprueba que no tienes permanencia: Si tienes compromiso de permanencia y la portabilidad, por las razones que fueran, se llevara a término, tu antigua operadora te cobrará una penalización que puede superar los 100 o 200 €. Para saber si tienes lo tienes, llama al servicio de atención al cliente de tu compañía o consúltalo en tu cuenta de cliente o usuario.

2º Haz la portabilidad un lunes: Te parecerá una tontería, pero asumiendo que una portabilidad tarda 2 o 3 días laborables en realizarse, es buena idea evitar que el fin de plazo de portabilidad coincida entre el viernes y el lunes, porque te podría trastocar los planes y acabar haciendo definitiva la portabilidad en contra de tus verdaderas intenciones.

3º Planifica tu portabilidad: Aunque sea un amago, busca una compañía con una tarifa que encaje con tus necesidades y te ofrezca una tarifa competente para usarlo como argumento frente a tu actual operadora a la hora de «negociar» una rebaja. Y también es buena idea por si se diera la circunstancia de que la portabilidad se acabara tramitando definitivamente, para que no acabes “cumpliendo condena” con una compañía y una tarifa que no te compensan en nada.

chat

Te interesará saber que algunas operadoras mejoran su contraoferta dependiendo de a qué compañía te marches (por ejemplo, Movistar y Orange mejoran sus ofertas cuando la portabilidad es hacia Yoigo, Masmóvil o Vodafone).

Y también te interesará saber que algunas compañías, como Yoigo, tienen una lista negra de clientes que han intentado amagar hacia/desde su compañía en el pasado. Como te tengan en esa lista, olvídate de hacer la portabilidad a ella porque no te la aceptarán.

4º No hagas la portabilidad de todos tus productos: No hace falta que hagas la portabilidad de todo tu paquete completo. Si tienes un paquete de Fibra+Móvil o pack Fusión, suele bastar con hacer la portabilidad de una de tus líneas móviles incluidas (incluidas dentro del paquete, no contratadas como “líneas adicionales”). Así, si la portabilidad se acabara tramitando en contra de nuestra voluntad, reducimos el daño a lo mínimo y nada nos impediría volver a portar esa línea perdida a nuestra antigua operadora.

5º Tramita la portabilidad hasta el final: Rellena todos los datos que te soliciten de manera exacta y fiel a la realidad. No te inventes una dirección de email, y por supuesto introduce como titular los datos de quien realmente lo sea en tu actual compañía.

6º La compañía de destino podría cobrarte algo: A veces la operadora de destino pretende cobrarnos una cantidad de dinero, sea como gastos de gestión de la portabilidad, o sea por el envío de una nueva tarjeta SIM. En este caso puedes cambiar de compañía y buscarte otra, salvo que pienses que te compensa perder ese dinero (realmente te compensaría con la primera factura de tu operadora con los descuentos aplicados).

7º Nunca hagas un amago de portabilidad adquiriendo un smartphone nuevo: En todo caso evita hacer una portabilidad llevándote un teléfono móvil con la nueva operadora. Porque al final ese teléfono te lo enviarán, luego habrás cancelado la portabilidad, la operadora pretenderá cobrártelo entero, y todo eso acabará en un follón considerable. Queremos ahorrar, no estafar a una operadora.

8º Contacta con tu operadora actual para la contraoferta: Poco antes de tramitarse la portabilidad, cuando tu actual compañía tenga conocimiento de que te quieres ir, te llamarán o te mandarán un SMS pidiéndote que te pongas en contacto con ellos bajo cualquier pretexto. Aunque a veces suele ocurrir que ese SMS nunca llega, por lo cual no te despistes y, si ves que ese mensaje no te ha llegado, contacta tú con el departamento de retenciones de tu compañía para que te hagan una contraoferta.

Y cruza los dedos para que te ofrezcan algo interesante, aunque si no te convence la oferta siempre puedes colgar y llamar de nuevo al cabo de unos minutos (no dejes pasar más tiempo, que la portabilidad vuela).

🔎 TELÉFONOS DE ALGUNOS DEPARTAMENTOS DE RETENCIÓN:


– De Orange: 2276.
– De Jazztel: 900 83 40 56.
– De Vodafone: 607 100 199.
– Y de Movistar: 224476.

9º Asegúrate de que tu portabilidad se cancela: Si definitivamente has decidido quedarte lo normal es que tu actual operadora se encargue de comunicarlo a la otra compañía, pero a veces, por las razones que sean, esa compañía no se entera y tramita la portabilidad. Y como se tramite, no hay amago que valga porque te vas a la otra compañía sí o sí. Por eso, una vez hayas terminado de hablar con el departamento de retenciones llama a la otra compañía para decirles que te han convencido para no abandonarles y que quieres cancelarla.


También puedes hacer un amago de baja

Aunque la opción estrella sea la del amago de portabilidad, tienes otra opción más sencilla que es la de llamar a tu compañía y decirle que quieres la baja de todos tus productos. Te pasarán con el departamento de bajas donde te podrán ofrecer algún tipo de descuento, aunque por lo general suele ser menor que el que te ofrecerían en el caso de que hicieras una portabilidad. 

Si por casualidad no te ofrecieran nada, como tendrán que hacer un contrato de voz confirmando la baja de los productos antes de confirmarlas, cuelgas y lo intentas otra vez. Pero si al tercer intento siguen sin ofrecerte nada, desiste de la idea porque pasan de tu cara bonita


Evita los números de tarificación especial con coste

Otro disgusto que suele ocurrir con las facturas del teléfono, aunque sea de manera puntual, es el de recibir la factura y ver que su importe se ha disparado sin razón aparente, hasta que compruebas que te han metido un sablazo en llamadas por culpa de los números de tarificación especial.

Los números de tarificación especial son números de teléfono con unos precios especiales. Algunos por tener un coste gratuito para el llamante (los 800 y 900, así como el 112 de emergencias) mientras que otros tantos, en cambio, tienen unos precios de llamada considerablemente elevados.

Donde nos interesa principalmente centrar la atención es en los segundos, así que échale un ojo a la siguiente gráfica:


Para no llevarte una desagradable sorpresa en tu factura por culpa de estos prefijos de tarificación especial sigue estas tres reglas:

1. Si ves un 901 o 902, acude antes a la web nomas900: Detrás de un número con prefijo 901 o 902 hay un teléfono fijo o móvil normal y corriente, con un coste que sí podrá ser gratuito para tí si tienes llamadas ilimitadas. Sólo tienes que saber cuál es ese número «normal» y llamar ahí en lugar de al 902.

2. Pide a tu compañía que te los restrinja: Tu compañía puede «bloquearte» para que no puedas llamar a estos números, aun por accidente. Así que si mi consejo de arriba te resulta complicado de llevar a cabo, contacta con tu operadora y pídeles amablemente que te restrinja las llamadas a los números de tarificación especial con coste.

3. También puedes pedirle a tu compañía el bloqueo de los SMS premium: Los SMS premium han ido quedando como algo antiguo, pero aún recuerdo con cierta nostalgia esos atracos en la factura a costa de los mensajes que se mandaban para descargar politonos o fondos de pantalla para el móvil. Luego llegaron a sobrevivir gracias a algunos programas de televisión (típico SMS para votar por tu concursante favorito de un Reality tipo «Gran Hermano» u «Operación Triunfo»), aunque progresivamente se ha ido abandonando este recurso en favor de las aplicaciones para móviles.

chat

Recientemente se ha hecho pública la intención del Ministerio de Consumo de luchar contra «los 902» siguiendo el dictamen del Tribunal de Justicia de la Unión Europea del año 2017 que los declaraba ilegales (aunque en España, según convenga, o se hace caso al milímetro o se ignora completamente a este Alto Tribunal; y en este caso, ocurrió lo segundo).

Así, la intención de Consumo, y pese a que ha ido hablando de «prohibir», no es hacer que desaparezcan todos los números 902 (y entiendo que también los similares de tarificación especial, como 901, 803, 806 y demás), sino que pasen a tener una tarifa normal, como cualquier otra llamada telefónica.

Veremos en qué se concreta todo esto. O mejor dicho: cuándo.

1 comentario en “Paga menos en tu factura de internet, móvil y televisión”

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: