La fidelización de clientes: descubre cómo ahorrar dinero por ser un cliente fiel

La fidelización es uno de los nuevos recursos empleados por cadenas de supermercados y franquicias varias para, como su nombre indica, fidelizar a sus clientes. ¿Cómo lo hacen? Pues como cabría esperar, ofreciéndote una tarjeta Club, un cupón de descuento, promociones puntuales o cualesquiera otro tipo de ventajas. 

A cambio de ello no sólo consiguen amarrar a un cliente sino que, más aún, obtienen un tesoro muy cotizado hoy en día: información. Información sobre ese cliente, sus datos personales, sus intereses y preferencias de compra. Información que en su conjunto proporciona a la empresa una completa y exhaustiva visión de mercado, y que realmente a nosotros nos debe dar igual mientras también saquemos algo a cambio (cosa que en este caso sí ocurre).

Las formas de fidelizar a un cliente pueden ir en dos direcciones, no excluyentes entre sí: la emisión de tarjetas de fidelización, y las newsletter.


Las tarjetas de fidelización

Una tarjeta de fidelización puede ser un simple cartón, una tarjeta virtual que podrás portar en tu teléfono móvil mediante un código QR a exhibir a la hora de pagar tu compra, o convertirse en toda una tarjeta de crédito al uso.

Muchos establecimientos y cadenas utilizan estas tarjetas de fidelización. Algunas tienen un mecanismo tan sencillo como el de ir acumulando sellos por cada compra que realices hasta llevarte una consumición o producto gratis pero otras, tecnológicamente más avanzadas, permiten acumular puntos por cada compra realizada en el propio establecimiento o en otros asociados que podrá transformarse en ahorro para tus compras futuras mediante un cupón de descuento, e incluso nos dan la oportunidad de beneficiarnos de promociones exclusivas solo para los clientes fieles.

Comprenderás que no haga una enumeración detallada de todas las tarjetas que existen, pero aun así voy a dejarte una lista a modo de ejemplo para que comprendas lo beneficioso que puede llegar a ser contratarlas:


Como puedes ver, no sería mala idea que te informaras si el supermercado, gasolinera y cualquier otro establecimiento que frecuentes tiene algún tipo de tarjeta de fidelización, y si te aporta algún beneficio y no te cuesta nada adquirirla y mantenerla, contrátala y acostúmbrate a llevarla contigo.

chat

Con las nuevas tecnologías es más sencillo reunir todas tus tarjetas en un mismo lugar. De hecho, ya existen las tarjetas virtuales, y muchos establecimientos han desarrollado sus propias aplicaciones para móvil donde ya tienes incorporada la tarjeta o código de cliente y sólo tienes que mostrarlos en tienda a la hora de pagar.

Eso sí, ten en cuenta una advertencia: en ocasiones puede que lo que nos estén ofreciendo no sea simplemente unirnos a un club de socios o algo similar, sino una tarjeta de crédito y, como tales, ponen a tu alcance una potencial deuda. 

De hecho te dirán que puedes usarla como una tarjeta de crédito normal y comprar con ella en otros establecimientos o cadenas, pero ¡ten mucho cuidado con los intereses, porque no suelen ser bajos!

Quizá te pueda interesar: despídete cuanto antes de las deudas


Las newsletter

Las newsletter son la transformación digital de las tradicionales suscripciones a catálogos y publicaciones periódicas emitidas por un medio de comunicación, una revista o una cadena de ropa (por poner algunos ejemplos corrientes). 

La newsletter no se contrata: se da de alta. Y mediante un gesto tan simple como introducir tu dirección email en ese cuadrito que aparece en muchas páginas web en el que pone, en grande y bien claro, “¡suscríbete!” (en mi página hay un formulario de suscripción, por cierto).

Formulario de suscripción de la web de la firma Mayoral (www.mayoral.com)

Al hacerlo estamos dándonos de alta como suscriptores en esa firma o empresa, por lo cual vamos a recibir publicaciones periódicas, emails informativos y, por supuesto, descuentos. En algunas páginas con más frecuencias que en otras, he  de decir, pero son descuentos al fin y al cabo.

A veces, para captar suscriptores, pueden ofrecerte un descuento inmediato por el mero hecho de suscribirte a su newsletter. Algo que suele ser frecuente en algunas cadenas de moda y complementos. Por ejemplo, Zalando actualmente ofrece un descuento del 10% por suscribirte (eso sí, para compras superiores a 75 €).

Formulario de suscripción de la tienda online Zalando (www.zalando.com)

¿Y qué gana la empresa a cambio de tu suscripción? Aquí el beneficio de la empresa no son tus datos, sino otra cosa también muy importante: tráfico, visitas y clicks en su web. Porque todo eso también da dinero.

Como parte negativa, algunas cadenas llegan a ser cansinas con el envío de emails informativos o con nuevas campañas, pero no es nada que no podamos solucionar de una manera sencilla: en todos los emails debe venir, al inicio o al final, un enlace para cancelar la suscripción.

Al hacer click en él nos derivará a otra página donde nos preguntará si queremos realmente cancelar la suscripción o reducir el número de comunicaciones que queremos recibir. Ajustamos lo que deseemos y… ¡Listo!

1 comentario en “La fidelización de clientes: descubre cómo ahorrar dinero por ser un cliente fiel”

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: